Chingaooosss ya se me hizo tarde

Generalmente los sábados son días de reposo, resaca y familia para el ciudadano ordinario; sin embargo para los que contamos con un ingreso de $30,000 quincenales tenemos como requisito laborar arduamente medio día. Pero que creen?, hoy se me hizo tarde, abrí mis psicodélicos ojos a las 8:50am teniendo únicamente 10 minutos para:


  • Realizar mi rutina de ejercicios basada en 100 sentadillas, 200 lagartijas apoyando todo el peso de mi cuerpo en el dedo índice derecho tipo Goku y 300 abdominales.
  • Baño a vapor relajante.

  • Desayuno tipo continental que incluye: 1 orden de chilaquiles y agua o tazón de choko krispis al gusto y leche.

  • Agarrarle las nalgas a la chacha.

  • Meditación tántrica para mejorar mi, ya de por si excelente, nivel de aprovechamiento sexual.

  • Conectarme al mesenjér para programar cita con alguna gordibuena para fajar.

Después de seguir mi estricta rutina de hombres bragados, partí rumbo a la oficina llegando 25 minutos tarde. Todo esto me lleva a la conclusión de que siempre que vamos a deshora para algún lado, cósmica, mágica o espiritualmente, alguna fuerza superior a toda la bola de nacos existentes pone en nuestro camino una serie de personajes, obstáculos y situaciones que hacen enardecer aun mas nuestra desesperación para el arribo. Estos son algunos ejemplos:




Operador de servicio urbano: Siempre habrá un hijo de la verga que suba pendejos estorbando carril y medio de circulación.
Conductor educado: En esta ciudad la educación vial es tan buena como la idea de hacer una marcha para que no se separe RBD, a todos los conductores les vale verga el peatón, y si por ellos fuera atropellarían a cuantos se les atravesarán, otorgándoles puntos por su nivel de dificultad, raza o culto político. Posteriormente elaboraré una gráfica indicando exactamente las puntuaciones. Pero el día en que vallas tarde siempre te tocarán mínimo un par de buenos ciudadanos que ofrecen el paso con una sonrisa afable como distinguidos caballeros.
Viejita que va al mercado: Un ejemplar bastante común, distinguiendose por atravesar la calle de una manera lenta y sin preocupación acompañada de un morral bicolor, sus pasos faltos de ritmo dan lugar a segundos incontables de desesperación. Algunos ejemplares pueden traer bastón.
Marcha del Sindicato de Payasos: Es el entorpecimiento más común. Este Sindicato generalmente toma toda la ciudad en una marcha para reducir el costo de los pollos de goma, narices de plástico o zapatos amplios, siendo viles y vandálicos sus actos en contra de quien los vea fea y destruyendo monumentos históricos. Esta horda de maquillados siempre detienen el tráfico.



Indudablemente estas situaciones no pueden ser previstas es por eso que propongo el “Servicio de Ayuda para quien va Tarde al Trabajo” SATT

Se te hizo tarde para el trabajo?
Te quedaste dormido?



Los mismos inconvenientes en el tráfico?

La colera se apodera de tí?

No te preocupes El Servicio de Ayuda para quien va Tarde al Trabajo te tiende la mano.
Solo llama al 01-800-abranze-a-la-verga y uno de nuestros androides chofer lo recogerá a las puertas de su casa en cuestión de segundos.
En alguna de nuestras unidades
Usted podrá llegar a tiempo a su trabajo y sentirse como en la película Terminator 2
Mientras disfruta del hermoso paisaje de la ciudad
Abra a la verga a todos los pendejos que le estorben, sintiendose libre de culpa.
image hosted by ImageVenue.com
Llegue sano y salvo a su oficina listo para las arduas horas de trabajo y dificiles toma de desiciones.

Ya no te preocupes por llegar tarde al trabajo, desvelate bailando con tu novia y al otro día solo llamanos. 01-800-abranze-a-la-verga

2 comentarios:

Falso Profeta dijo...

Qué onda, pues está chido tu blog. Es agradable leerlo. Lo

Falso Profeta dijo...

*lo que sí te recomendaría, si quieres que otras personas más te lean, es que visites otros blogs y que comentes en ellos, para que te vayan conociendo y te respondan de la misma manera. (Eso, o peléate con algún blog que sea 2-3 famosón.) Ah sí, y el verificador de palabra siempre suele ser un repelente de comentarios.

Saludos.